¿Qué NO debes hacer al tocar el ukelele?

Errores de principiantes en el ukelele

Hay una lista de errores comunes que nos suelen pasar cuando estamos aprendiendo a tocar ukelele. No te ha pasado a ti nada más, así que queremos ayudarte con la solución.

1- Posición Incorrecta: Diapasón hacia arriba.

Cuando apenas estás empezando, es muy frecuente que tengas nervios por hacerlo bien y para ello quieras mirar el sitio donde marcas los acordes y no trabarte con los trastes, entonces, te colocas el ukelele hacia arriba para vigilar los posturas de tus dedos mejor.

Pues esta posición no es correcta y contrariamente a lo que buscas, te resta seguridad y movilidad, lo único que te va a generar esa incómoda postura es que tengas que hacer un doble esfuerzo para lograr cada nota.

Así que si no es cómodo y a la larga supone un esfuerzo extra ¿Cómo lo evitamos? El método, es súper sencillo, consiste en colocar la tapa trasera de tu ukelele contra tu pecho, con la boca y las cuerdas del instrumento, viendo hacia al frente.

2- Pisar mal la nota.

Hay que acercarse lo más posible la mitad del traste y regular bien la presión sin hacer fuerza excesiva.

Las cuerdas se pisan con los nudillos, no se trata de aplastar el centro del dedo, con colocar la punta del mismo, esa parte que está un poco más abajo de la uña y hacer la presión justa sobre la cuerda es suficiente. Apóyate en la muñeca para arquear bien y no pisar cuerdas equivocadas.

3- Apagar el sonido de cuerdas.

A veces al estar marcando tus acordes, por todavía no tener control completo del movimiento de tus dedos, sin querer colocas alguno en una cuerda que no le toque e interfiera con su sonido. Esto también viene influenciado por la manera en la que sostienes tu ukelele.

Es importante dominar la técnica de sostener bien nuestro ukelele, que también incluye las recomendaciones de postura compartidas unas líneas más arriba, para que tenga estabilidad y nos permita tener la agilidad necesaria para no entorpecer ningún aspecto de nuestra ejecución.

Presta atención, se consciente de cómo estás moviendo y colocando tus nudillos mientras tocas, los trastes son una gran ayuda, toca sin salirte de ellos, sin ponerle los dedos encima. Es cosa de practicar.

4- El dedo pulgar mal ubicado.

Hasta ahora, los errores que hemos explicado parten de la misma raíz, puede que por eso sean tan frecuentes en la práctica, como este por ejemplo: el pulgar mal ubicado te afecta toda la ejecución ya que es clave para sostener el ukelele como es debido.

Entonces, ¿Cómo lo resolvemos?

Lo que debemos hacer es apoyarlo justo detrás del mástil, sin inclinarlo ni que sobresalga demasiado para tener estabilidad.

5- Compararte con el proceso de los demás.

¡No lo hagas! Ni para sentirte más, ni para sentirte menos que el resto, recuerda que el proceso cada persona es distinto. Cada quien aprende a su ritmo y al final, es la práctica quien hace al maestro.

Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios